Su mal espanta, por la Compañía de poesía La Palabra Itinerante.

Música + poesía + pintura en acción + videoarte

Los poetas José María Gómez Valero y David Eloy Rodríguez, el artista plástico Patricio Hidalgo y los músicos Daniel Mata y Enrique Mengual unen sus energías creativas y comparten escenario en esta obra artístico-poética.

Palabra en acción, poesía dicha y cantada, poesía en imágenes. Versos de nuestro tiempo para pensar el mundo y celebrar la vida viva, porque quien canta… SU MAL ESPANTA.

(Este blog da cuenta de la agenda y novedades de la Compañía de Poesía La Palabra Itinerante.

domingo, 7 de septiembre de 2014

Su Mal Espanta




Aquí "Su Mal Espanta", tema incluido en el libro-disco del mismo nombre de la Compañía de Poesía La Palabra Itinerante, una obra que edita Libros de la Herida en su colección Resonancias, y que puedes encontrar en tu librería habitual.

 Aquí los créditos de la canción y su letra:

SU MAL ESPANTA
[Texto: David Eloy Rodríguez / Música: Daniel Mata]

Piano: Rafael Arregui
Guitarra española: Alejandro Rodríguez
Bajo: Enrique Mengual
Batería: Luis Carlos Curiel
Percusión: Abouyale Sonko
Voz: Daniel Mata
Recitados: David Eloy Rodríguez y José Mª Gómez Valero


SU MAL ESPANTA

Vengo de muy lejos
con mi patria a cuestas.
Mi patria son mis amigos.
Mi patria es una canción.

Nunca me faltaron
errores ni aventura.
Todo el mundo tiene sus razones.
Todo el mundo tiene un corazón.

Me detengo un momento porque traigo
mi llanto y mi risa,
las palabras locas que se hicieron sitio
en los días raros.

Los sueños que soñé,
los que me despertaron,
la música que siempre quise
bailar a tu lado.

Al camino le debo conocerte.
Al camino le deberé perderte.
Al camino le agradezco
estas dos manos.
Al camino le agradezco
los amores, los hermanos.

Mis sueños se parecen a tus sueños.
Mis manos se parecen a tus manos.
Todas las canciones
hablan de nosotros.
Voy muy deprisa,
pero poquito a poco.

Me detengo un momento porque traigo
mi llanto y mi risa,
las palabras locas que se hicieron sitio
en los días raros.

Los sueños que soñé,
los que me despertaron,
la música que siempre quise
bailar a tu lado.

Ay, cómo me gustaría conocerte,
a ti, que tanto te conozco.
Cada día que atravieso me hace esclavo
de estas ganas de verte,
de estas maneras de encontrarte.

Una rosa es una rosa,
y yo siempre pregunto
cómo se llama cada cosa.

Sigo de paso,
porque quien no lo intenta,
también se equivoca.

Yo vivo como canto,
yo me pongo detrás
de lo que dice mi boca.